Desarrollo de Originalidad Musical

Desarrollo de Originalidad Musical

La improvisación surge de un estado más cercano al amor que al conocimiento. 

Al escribir Bach su Ofrenda musical aclaró la diferencia entre una improvisación y una composición: “La excelencia de una improvisación reside en su inspirada franqueza y sinceridad más que en su elaboración. Desde luego, la diferencia entre una composición escrita y una improvisada es la velocidad de producción, una cuestión relativa.[i].

La sinceridad inspirada, donde no interviene un proceso de elaboración previo, es el componente que distingue la improvisación de la composición. “Hay obras que, por su elaboración tan sofisticada, precisa y perfecta, no admiten ser producto de una improvisación, porque la inmediatez que se precisa para llevarla a cabo se vislumbra como una barrera casi infranqueable para el intérprete, a no ser que se cuente con un componente de genialidad que solo en casos excepcionales aparece.[ii].

Para desarrollar tu orginalidad musical e improvisar de la forma más pura posible requieres aprender a ser tu mismo. Para lograrlo en la música, necesitas también serlo en tus relaciones humanas.

Originalidad musical

Arriésgate a ser tu mismo

Aquí te damos 3 recomendaciones puntales para que puedas expresarte orginalmente a través de la música:

  1. Tu oído y tu corazón son los instrumentos principales al improvisar, mientras que las teclas del piano, las cuerdas, los orificios o las partes que emiten las notas en cualquier otro instrumento, son el mecanismo que tu oído y corazón utiliza para recoger los sonidos y reflejar un sentimiento a través de tus manos.
  1. Explora con los sonidos que se producen: deja que el sonido guíe tus manos. Tus conocimientos te puedan dar una guía para recorrer algún camino al tocar, pero suéltalos cuando estés tocando sobre el ptrón elegido y permite que tu oído y tus sentimientos conduzcan tus manos.
  1. Finalmente, construye tú mismo las reglas que desees de acuerdo a los que más te guste escuchar o a la forma como más te guste tocar.

Cuando improvises enfócate en el ser estable que eres en tu interior, más allá de tu personalidad o de cualquier contenido mental construido a lo largo de tu vida.

_______________

[i] Schoenberg, Arnold: Funciones estructurales de la armonía. (Structural Functions of Harmony. Londres, 1954) Barcelona: Labor, 1993, pág. 168.

[ii] Molina, Emilio. La improvisación: Definiciones y puntos de vista. Real Conservatorio Superior de Música. Madrid, 2008, pág.

Deja una respuesta