¿Cómo Preparar la Mente para Improvisar? Conocerse Mejor

¿Cómo Preparar la Mente para Improvisar? Conocerse Mejor

Para improvisar requiero conocer mejor mis recursos personales internos, como la mente, la persona, la personalidad, la originalidad, la forma como funcionan y como me permiten superar limitaciones; éste es un derecho que tenemos todos de nacimiento. Al saber más sobre cómo pienso y actúo me desarrollo más integralmente y creo las posibilidades de actuar con mayor claridad y originalidad. Una consecuencia es el equilibrio emocional y un sentido más amplio de la vida, que me ayuda a mantenerme vivo no como autómata sino de forma constructiva y creativa. De hecho, empiezo a actuar de formas más conscientes. Comienzo a percibir una conciencia más sutil desde la cual surgen expresiones auténticas.  Esta actitud conduce a que pueda improvisar con mayor facilidad.

Al centrar mi atención en mi conciencia más sutil tengo la posibilidad de que mi arte improvisativo sea más puro

A medida que me conozco mejor como persona y como artista llego a un punto en donde descubro que detrás de las características superficiales de la personalidad, una dimensión del Ser más interna, amplia y profunda está esperando emerger. Es el consciente, o Yo sutil, capaz de observar el caleidoscopio siempre cambiante del mundo y la naturaleza y desde donde puedo expresarme de maneras más libres, auténticas o puras. 

Así poco me hayan sido enseñadas en la infancia, puedo improvisar mejor si desarrollo mis habilidades blandas,  tales como automotivación, autocontrol, conciencia emocional, resiliencia, comunicación o toma de decisiones.

Encuentra en esta página web herramientas y vínculos aliados que pueden ayudarte a hacerlo de manera efectiva.

_____

Espera mi próxima entrega: Inspirarse desde el Alma

Deja una respuesta